jueves, 8 de enero de 2015

¡HABLAMOS LATÍN!



Una de las frases que, sin duda, más he repetido en clase, y fuera de ella, es la de “hablamos latín, aunque la gente no lo sepa”. El castellano, al igual que todas las lenguas románicas, es evolución directa del latín vulgar, es decir, del latín hablado; no el de los redondos discursos de Cicerón o la ordenada prosa de Julio César, no el del sentido verso de Virgilio o el jugoso relato de Suetonio, no, sino el que Fulano y Mengano empleaban para comentar el precio del pan, las virtudes de este o aquel gladiador de Campania o de aquella prostituta -¡ejem!-de Pompeya.
Sin embargo, esta filiación entre latín y castellano no es siempre fácil de percibir. En efecto, se hacen necesarios ciertos conocimientos de fonética histórica para saber, por ejemplo, que “huevo”, al igual que “oval” u “ovalado”, procede del latín ovum; o que “llave”, como su pariente refinado clave, procede de clavem. Frente a lo que pueda parecer, las formas más evolucionadas (“huevo”, “llave”), que más cambios han experimentado con respecto al punto de partida latina, son más antiguas en nuestra lengua. De hecho, estaban ya presentes en ese latín vulgar que antes decíamos. Si no parecen latinas, es porque la lengua hablada evoluciona: algunas consonantes finales se caen, algunas vocales simples se convierten en diptongos, etc. Estas palabras reciben el nombre de formas patrimoniales.
En cambio, “oval” o “clave”, mucho más parecidas al latín ovum y clavem, son más recientes -dentro de su lógica antigüedad-. Entraron en la lengua posteriormente para cubrir distintas necesidades comunicativas, procedentes ya no de la lengua hablada, sino del latín culto y escrito. Son los llamados cultismos.
En cualquier caso, unas y otras son palabras de origen latino. Además, hay espacio en nuestra lengua para palabras y expresiones que son un calco exacto del latín, que no han sufrido modificación alguna, y que se emplean con una frecuencia mucho mayor de la que creéis. Se trata de los latinismos. Curriculum vitae, deficit, superavit, ratio, grosso modo, stricto sensu, in loco parentis, in dubio pro reo, in extremis, in albis o el deus ex machina por el que aquel día preguntaba nuestro amigo Jake son solo algunos ejemplos característicos. Si miráis a vuestra derecha o al final de esta entrada, podéis ver algunos más bajo los epígrafes de “¡Un cerdo latinista!” y “las nuevas aventuras del -idem-”, viñetas firmadas por el genial Grant Snider.
Vuestra tarea, amigos míos, vuelve a ser mantener los ojos abiertos y traer a clase o a esta esquina cuantos latinismos os encontréis por el mundo, eso sí, con su correspondiente contexto. Y como sé que nunca está de más un pequeño estímulo -je, je, je- tenéis una semana para decirme el significado de los siguientes latinismos empleados por nuestro porcino amigo y redactar una oración que los incluya:
Aitor: Memento mori
Gorka: Persona non grata
Jake: Ex nihilo
Jorge: Terra incognita
María: Tabula rasa
Ya lo véis, mis jóvenes amigos, hablamos latín. ¿Me ayudáis a convencer a los escépticos?

7 comentarios:

  1. Ex nihilo:
    De la nada , traducción literal. también se encuentra en la conocida locucion latina, Ex nihilo nihil fit (Nada surge de la nada)

    ResponderEliminar
  2. ¡Perfecto, Jake! Me falta, eso sí, una oración que lo incluya. Aquí te espero. A partir de ahora, puedes emplear ex nihilo en tu vida cotidiana, ¿no? ;)

    ResponderEliminar
  3. Soy Aitor:
    Memento mori( recuerda que vas a morir )
    Se entiende al simple hecho de que puedes morir en cualquier momento.
    Oración :
    No hagas tantas maldades hoy, memento mori mañana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hecho, Aitor! Macabro latinismo, el que seleccioné para ti. Hoy día se utiliza, más bien, como tópico y con el significado de "reflexión sobre la muerte".

      Eliminar
  4. "El político sorprendió a todos, llegó ex nihilo " (sic)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡De acuerdo, Jake! Por cierto, tu frase me da la excusa perfecta para mencionar otro latinismo: "homo novus", "hombre nuevo". Se aplica, en efecto, a los hombres que eran los primeros de su familia en hacer carrera política. Por ejemplo, Marco Tulio Cicerón.

      Eliminar
  5. Soy Gorka:

    persona non grata.

    Significado:
    -una persona no grata como sinónimo de persona no bienvenida.

    Frase:
    -Los dictadores son personas non gratas en nuestra sociedad

    ResponderEliminar

Salve, amice! // χαίρε!

Tu profesora de Cultura Clásica te agradece la visita y tu evidente intención de dejar un comentario pero antes de escribir recuerda, por favor, que no solo importa qué vas a decir sino también cómo. Procura que tu comentario esté correctamente articulado y redactado y, por supuesto, revisa que no contenga faltas de ortografía.

Gratias plurimas! // εὐχαριστώ πολύ