sábado, 31 de enero de 2015

RELATOS FANTÁSTICOS (I): LOS ORÍGENES



Cuando dentro de un par de años lleguéis a Bachillerato y -Lomce volente- estudiéis Filosofía, os contarán que los griegos fueron los primeros en plantearse de modo racional el Origen, así, con mayúscula, o ἀρχή (arché) de las cosas. Os contarán también que en su pensamiento se aprecia el paso del mito al λόγος (lógos), a saber, del relato maravilloso a la razón. Los griegos son, así pues, los padres de la Filosofía y de la Ciencia, lo que, estaréis conmigo, no es moco de pavo.
Sabéis, sin embargo, que aquí somos unos románticos y que, aunque somos más que capaces de darnos al pensamiento racional, nos encanta también disfrutar de una buena historia. El acervo mítico griego está plagado de ellas. En estos pocos meses habéis leído, por ejemplo, acerca del rey Minos y Pasífae, del Minotauro, de Dédalo e Ícaro, de Teseo y Ariadna, de héroes casi, casi invulnerables, y seguiremos maravillándonos con relatos tan increíbles como siniestros y truculentos. Estas historias sirvieron, en su momento, como cosmogonía (“origen del mundo”) o como relato etiológico (“que se ocupa de las causas”).
Empecemos, pues, por el principio. Hesíodo (s. viii a. C.), autor de Teogonía y de Trabajos y Días, relató el origen del mundo desde el Vacío o Caos, cómo el Cielo o Urano cubrió -ejem, ejem- a Tierra o Gea e intentó evitar después que sus hijos salieran de ella, hasta que Cronos logró salir de su rebosante madre y con una hoz -¡zas!- rebanó los genitales de su padre. De las gotas de sangre salpicadas nacieron las Erinias o Furias. En cuanto a los genitales amputados... fueron flotando por el Mediterráneo y de la espuma que produjeron nació, cómo no, Afrodita, diosa del amor sexual.
No os azoréis ni sonrojéis, mis cándidos amigos, pues vuestra tarea no está relacionada con tan crudo mito, sino con el vídeo que sigue a continuación, sorprendente resultado de la labor de un grupo de investigación llamado Panoplia que se ha propuesto recontar la mitología clásica sirviéndose de las imágenes de la cerámica griega. Se reproduce en este caso el mito de Pandora, que relata Hesíodo como explicación del origen del mal en el mundo y del que trataremos largo y tendido, no sin que antes os preparéis leyendo sobre él en el Diccionario de Grimal y dejando un resumen de no más de 20 líneas en forma de comentario. Tenéis una semana.


2 comentarios:

  1. Pandora, es una joven creada por los dioses. Zeus ordenó que Hefesto modelar una imagen de mujer con arcilla, con la belleza de las diosas. Pero, mientras que a Afrodita le mandó otorgarla gracia y sensualidad, y Atenea mandó concederla el dominio del telar, junto a las Gracias, a Hermes se le encargó sembrar en ella las mentiras, seducción y un carácter inconstante.. Zeus, para vengarse de los actos de Prometeo, se lo dio a Epimeteo con tal de que este la acepte, lo cual hizo. Despues de ser enviada a las tierras de los mortales,se le da a Pandora una caja(Tinaja) con la norma de que no la abriera. Pandora, por su naturalidad curiosa, concedida por Hermes, acabó por abrirla. La tinaja, contenía todos los males y Pandora intentó cerrar la caja, pero solo se quedó en la tinaja el sentimiento de esperanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo un placer tenerle de vuelta, señor Lightfoot, con un resumen tan preciso, además. Mañana haremos puesta en común y debatiremos qué es lo que hacía la esperanza en la jarra: ¿es un mal? y, si el hecho de que Pandora cerrara la caja antes de que se escapara, la salvó para nosotros o supuso que nos quedáramos sin ella. Hasta entonces, joven amigo, buen trabajo, as usual.

      Eliminar

Salve, amice! // χαίρε!

Tu profesora de Cultura Clásica te agradece la visita y tu evidente intención de dejar un comentario pero antes de escribir recuerda, por favor, que no solo importa qué vas a decir sino también cómo. Procura que tu comentario esté correctamente articulado y redactado y, por supuesto, revisa que no contenga faltas de ortografía.

Gratias plurimas! // εὐχαριστώ πολύ