sábado, 23 de mayo de 2015

AGAMENÓN (ESQUILO): HOME SWEET HOME, SOMETIMES...



Hablábamos hace unos meses sobre cómo el cine había maltratado un tanto a los profesores de lenguas clásicas y, no sé muy bien cómo, me olvidé entonces de aducir como ejemplo a Andrew Crocker-Harris, que, encarnado por un siempre magnífico Albert Finney, protagoniza la tan inglesa como interesante La versión Browning. En ella un Crocker-Harris no demasiado empático -no en vano es apodado el Himmler del 5º curso- pugna por transmitir el gusto por los clásicos a alumnos más interesados en el atractivo pragmático de las Ciencias -nuestro drama, ya lo veis, viene de bien atrás-. El joven Taplow, uno de sus estudiantes, le ofrece una última posibilidad de redención y consuelo.

En el clip que sigue a continuación, asistimos a una de las últimas clases -muy inspirada, por cierto- de nuestro severo profesor, versada en el Agamenón de Esquilo. Vuestra tarea en esta ocasión es tan sencilla como predecible, mis jóvenes amigos, pues no es otra que averiguar quién fue Esquilo, cuáles son los hechos narrados en su obra Agamenón, así como citar los títulos de las obras que completan la trilogía de la que forma parte, la Orestía, un ejemplo perfecto de cómo el regreso (νόστος) es, en ocasiones, más que difícil. ¡Ay! 



1 comentario:

  1. Agamenón, Tanto tragedia como Rey de Micenas. Este rey fue quien asistió a la gran batalla de Troya, la cual gano. 20 años después del combate, consigue volver a casa. Perooo (siempre hay peros), este rey no consiguió estar mucho en su anteriormente mencionada "Home sweet home", ya que su mujer, se acostaba con el primo de Agamenón(que buscaba el poder del trono) el cual la incito a que se lo cargara. Y Clitemnestra, mato a su marido Agamenón.

    La tragedia, ya concretando más, cuenta cuando los hijos de Agamenón intentan vengarse de su padre matando a su madre, Clitemnestra. Esta es matada por su hijo inspirado por su hermana.

    ResponderEliminar

Salve, amice! // χαίρε!

Tu profesora de Cultura Clásica te agradece la visita y tu evidente intención de dejar un comentario pero antes de escribir recuerda, por favor, que no solo importa qué vas a decir sino también cómo. Procura que tu comentario esté correctamente articulado y redactado y, por supuesto, revisa que no contenga faltas de ortografía.

Gratias plurimas! // εὐχαριστώ πολύ