lunes, 20 de abril de 2015

Y, POR FIN, LA ATLÁNTIDA: EN BUSCA DE UN MUNDO PERDIDO



Atlantis Cable News es el revelador nombre que Aaron Sorkin, creador de la soberbia El Ala Oeste de la Casa Blanca, ha elegido para la agencia de noticias que produce un informativo singular. Su presentador es el muy republicano Will McAvoy pero, lejos de halagar y pregonar la política del Tea Party, McAvoy y su magnífico equipo ondean el estandarte de la independencia y se han propuesto defenderlo cueste lo que cueste. Hablamos, por supuesto, de The Newsroom, cuyas tres temporadas nos muestran a un idealizado equipo de periodistas, inteligentes, talentosos, imaginativos y con una ética a prueba de ordalía. Ved, si no me creéis, este clip del piloto de la serie y decidme que no es esperanzador: ¿un periodista -republicano, en este caso, pero diría lo mismo de cualquiera con otro signo político- crítico con verdades tradicionalmente aceptadas?

Por esto, el nombre de la agencia resulta de lo más significativo. Atlantis, la Atlántida, un nombre de resonancias míticas y legendarias para un equipo con un propósito titánico, si no imposible, en nuestros días. Aquí podéis ver otro clip, del penúltimo episodio de la serie, en esta ocasión, donde Jim y Maggie, dos miembros del equipo de Will, juegan con el nombre de la agencia y su significación.


El caso es que la Atlántida fue mencionada por vez primera por Platón en sus diálogos Critias y Timeo, donde aparece como una isla, cuyo nombre procede de Atlas, situada a la altura del estrecho de Gibraltar, dotada de una impresionante riqueza vegetal, animal y mineral y sobre la que floreció una gran civilización. Su final se asocia, a su vez, con un gran seísmo, provocado por los dioses, que la habría sepultado bajo el mar y que algunos han identificado, por cierto, con el que puso fin a la civilización minoica y partió la isla de Tera (Santorini) por la mitad. ¿Quién sabe?
Muchos son los artistas, literatos y cineastas que a lo largo de los siglos se han inspirado en esta fábula y parte, solo parte, de vuestra tarea consiste, mis arrojados aventureros, en traer aquí un ejemplo de pervivencia del mito, ya proceda de las artes pictóricas, de la literatura, del cine, del cómic o, por supuesto, del mundo de los videojuegos. El resto es algo más fácil:
1. ¿Quién fue Atlas o Atlante? Consultad a nuestro viejo amigo Pierre Grimal.
2. ¿Quién fue Platón y qué doctrinas lo han hecho figurar como uno de los más grandes filósofos que en el mundo han sido?
Buscad, buscad, mis jóvenes amigos, y mantened los ojos abiertos, pues la Atlántida podría estar más cerca de lo que parece; quizá, como en el relato de Stephen King, en vuestros corazones.

2 comentarios:

  1. Érase qué se era, una época en la que los juegos de puzzle al estilo "Monkey Island" estaban por todas partes y como no Indei merecía su propia versión : Indiana jones & the fate of atlantis. Yo, después de "comprar" el juego, me lo pase unas muchas veces, siguiendo la historia de Indiana(el que pensaba qu la Atlántida era una chorada), acompańa al la joven Sofía (que está obsesionada con la Atlántida) atraves de una aventura en busca de la ciudad,?( y quien quiera jugar el juego que me lo pida)

    ResponderEliminar
  2. Tenemos, pues, una recreación moderna de la Atlántida: el vídeo-juego "Indiana Jones & The Fate of Atlantis". Falta, eso sí, señor Lightfoot, su respuesta a las preguntas 1. y 2.

    ResponderEliminar

Salve, amice! // χαίρε!

Tu profesora de Cultura Clásica te agradece la visita y tu evidente intención de dejar un comentario pero antes de escribir recuerda, por favor, que no solo importa qué vas a decir sino también cómo. Procura que tu comentario esté correctamente articulado y redactado y, por supuesto, revisa que no contenga faltas de ortografía.

Gratias plurimas! // εὐχαριστώ πολύ