lunes, 3 de noviembre de 2014

HOMO HOMINI LUPUS

Bemidji, Minnesota (EE.UU). Un frío que corta la respiración y un asesino a sueldo incapaz de empatía alguna que se ve obligado a detenerse en tan anodino pueblo por un accidente casual. Tal es el punto de partida de Fargo, reciente triunfadora de los premios Emmy, que, estoy segura, le encantará a nuestro adicto en serie particular, Jorge E. Y a todos los que se atrevan con ella, claro está. 
Mientras os decidís, aquí os dejo un pequeño clip con su correspondiente dosis de intriga, por supuesto. Al volante, Malvo, nuestro asesino a sueldo. De pasajero, un más que angustiado “Griego”. Y no, no van por aquí los tiros, pues hoy es el turno de Roma. 


Las preguntas para las que hoy busco respuesta son las siguientes: 
1. ¿Qué leyenda inspira la metáfora de Malvo sobre los romanos como lobos? Resumidla en no más de cinco líneas. 
2. ¿A qué autor latino debemos la máxima que da título a esta entrada y que se puede traducir como “el hombre es un lobo para el hombre”? ¿Qué filósofo la popularizó muchos siglos después? 
3. ¿A qué se refiere “el Griego” al aludir a la condición cristiana de san Lorenzo para explicar su martirio? 
Como siempre, espero vuestras respuestas en forma de comentario a esta entrada antes de siete días con sus correspondientes noches. Tenéis trabajo que hacer, mis jóvenes amigos, así que husmead, husmead.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Salve, amice! // χαίρε!

Tu profesora de Cultura Clásica te agradece la visita y tu evidente intención de dejar un comentario pero antes de escribir recuerda, por favor, que no solo importa qué vas a decir sino también cómo. Procura que tu comentario esté correctamente articulado y redactado y, por supuesto, revisa que no contenga faltas de ortografía.

Gratias plurimas! // εὐχαριστώ πολύ